Malvinas: ¿otra historia sin fin? (parte 1 de 2)

Las Islas Malvinas son el centro de un nuevo conflicto. De hecho, son el centro de lo que parece ser una disputa sin fin entre Argentina y el Reino Unido: la cinta de moebius Malvinas. Pero ¿cuál es el conflicto? O mejor dicho, ¿por qué un conflicto hoy más que centenario no se ha solucionado y ni siquiera se encuentra en vías de solución?

Una breve reseña histórica y algunos datos sitúan el contexto. Existen diferencias varias en lo que hace a la cronología histórica. Para comprobarlo, a más de la profusa literatura al respecto a ambos lados del Atlántico, basta con ver las discrepancias entre los sitios web oficiales de la Cancillería Argentina y el gobierno de las Islas Malvinas. En principio, alguien primero avistó las islas y desembarcó en ellas (Magallanes y/o Vespucio o el Capitán Inglés Davies) en los 1500s. Asentamientos británicos aparecen luego. Argentina declara su independencia de España (1816) y reclama derechos sobre las islas por, entre otras razones, ser parte de la región previamente de dominio del ex imperio colonial (1829). El Reino Unido y Argentina han tenido desde entonces presencia continua y/o reclamado soberanía exclusiva sobre las islas tanto bilateral cuanto internacionalmente con clímax en la guerra de 1982. De acuerdo al censo de 2012 las islas tienen 2841 habitantes. La mayoría de ellos (59%) se consideran “Falkland islanders” o isleños de las Malvinas y un gran porcentaje se identifica como británico (29%). Las relaciones bilaterales se han reestablecido luego de la guerra. Comercio y demás actividades entre las islas y Argentina han sido un problema. Debido a la falta de negociaciones, Argentina ha amenazado con un bloqueo económico, idea apoyada por otros países latinoamericanos, con visibles efectos negativos para los isleños. Por su parte, el Reino Unido ha dejado en claro que defenderá, de ser necesario, a estos últimos.

En términos generales, Malvinas presenta un conflicto soberano. Un conflicto soberano es aquel en el que se discute la distribución de soberanía sobre un territorio no soberano. Asimismo, como cualquier otro conflicto, implica diferencia de intereses. La razón principal por la falta de solución en el conflicto Malvinas es que los intereses opuestos son gubernamentales, solamente políticos, no estatales. La causa o el medio que utilizan y han utilizado los sucesivos gobiernos de Argentina y el Reino Unido es la justa adquisición de Malvinas. En otras palabras, tanto el gobierno de Argentina como el del Reino Unido sostienen que es justo concederles la soberanía exclusiva sobre Malvinas basados en circunstancias varias que utilizan para demostrar su “mejor” derecho sobre las islas.

Hasta ahora hemos visto los elementos de fondo que dan cuerpo a la cinta de moebius Malvinas. El punto clave en el que se transforma una situación internacional simple en moebius es la justa adquisición. El próximo jueves centraremos la atención en deconstruirla: qué se encuentra realmente escondido detrás de ambas posturas, la de los gobiernos de Argentina y del Reino Unido que no permiten que el conflicto se resuelva.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s