JUEGO SOBERANO: COMO SOLUCIONAR CONFLICTOS DE SOBERANÍA (PARTE 6 DE 21)


Lo que sabemos hasta ahora …
Contamos con tres partes que están en competencia. Tenemos a los Khemedianos, a los Sildavianos y a los Bordurianos. Todos ellos, por diferentes razones, quieren ser soberano exclusivo de Khemed.
Todos se han dado cuenta que luchar o ir a la guerra no produciría un buen resultado para parte alguna. De hecho, perderían tiempo precioso y muchos de sus valiosos recursos, incluyendo a gente. Han concluido que la cooperación para encontrar una solución es la mejor manera de proceder. Y han acordado que por diferentes razones que las tres partes tienen por lo menos un reclamo verosímil sobre Khemed. Por estas razones, todos aceptaron ser parte de las negociaciones en las que finalmente decidirán quién es el soberano.

Antes de entrar en las negociaciones, las partes tendrán muchas preguntas. Entre estas preguntas podemos tener:
• ¿Quién representará a cada población?
• ¿Qué tipo de procedimiento seguirán las negociaciones?
• ¿Cómo van a asignar los representantes la soberanía sobre Khemed? ¿Sólo a uno de ellos? ¿A algunas de las partes? ¿A todas?
• Si los representantes decidieran asignar la soberanía a una sola de las partes, ¿recibirían las demás algún tipo de compensación?
• Si los representantes decidieran dividir la soberanía entre todas las partes negociantes, ¿cómo lo harían? ¿Podrían optar por la igualdad o por diferentes porciones de soberanía?
Podemos pensar en muchas otras preguntas. Sin embargo, ya podemos ver que las partes en las negociaciones sobre la soberanía tendrán que lidiar con muchos puntos. No sólo es porque tenemos más de una parte que reclama soberanía sino también porque la soberanía es un concepto con varios niveles que incluye aspectos relacionados con muchas áreas como el territorio, la gente o población, el gobierno y el derecho. A partir de ahí, los representantes en las negociaciones tendrán que acordar temas relacionados con la exploración y explotación de los recursos naturales, fronteras, defensa, derechos humanos, inmigración, derecho penal, idioma y muchos otros. De hecho, todos pertenecemos a sociedades plurales. El pluralismo es un hecho y debe ser abordado al discutir la soberanía de cualquier territorio poblado.
Negociaciones: Necesitamos representantes
Para iniciar las negociaciones sobre la soberanía respect de Khemed cada parte involucrada tendrá que seleccionar a sus representantes. Es decir, Khemed, Syldavia y Borduria tendrán que llevar a cabo procedimientos internos y seleccionar quién los representará en las negociaciones. Cada parte es completamente independiente de las otras. A partir de ahí, cada parte seguirá su procedimiento interno sin ninguna interferencia de las otras dos.
Una vez que Khemed, Syldavia y Borduria seleccionen a sus representantes, las negociaciones comenzarán. Un problema principal que enfrentarán los representantes es que, a menos que sean todos imparciales, cada uno de ellos resultará simplemente en apoyar la reclamación de la parte que representan. Es decir, el representante khemediano querrá una decisión que garantice el mejor resultado posible para Khemed. Del mismo modo, el representante syldaviano querrá llegar a un acuerdo en el que Syldavia lo tome todo. Y finalmente, el representante borduriano tratará de asegurarse que Borduria sea quien resulte el titular completo de la soberanía sobre Khemed. Con esto en mente, ¿cómo podemos asegurarnos de que estos representantes eviten tomar una postura sólo porque buscan llegar a un acuerdo mediante el cual la parte que representan resulte en el único ganador?
Estas páginas tienen que ver con una historia imaginaria, en la que tres pueblos los khemedianos, los syldavianos y los bordurianos han seleccionado representantes entre ellos para entablar negociaciones respect de la soberanía sobre Khemed. Debido a que se trata de una historia imaginaria y por lo tanto, las negociaciones son también imaginarias, podemos pensar en cualquier condición que los representantes tendrán que cumplir. Porque el principal problema que podemos identificar para estas negociaciones será el hecho de que cada representante tomará partido y piensa sólo en los pueblos que representan, neutralicemos este punto. ¿Cómo? Simplemente asumiendo que los representantes no sabrán a quién representan.

En resumen, los representantes de las tres poblaciones, Khemed, Syldavia y Borduria entrarán en las negociaciones sin saber a quién representan, y tendrán acceso a cualquier otra información sobre las tres partes involucradas, sus reclamaciones y todo lo relacionado con Khemed y su soberanía. Procediendo de esta manera, alcanzamos dos cosas muy importantes.
En primer lugar, ninguna de las partes representadas en las negociaciones estará en mejor posición dado que todas tienen acceso a la misma información y ninguno de los representantes puede adoptar una postura parcial. Esta forma de proceder garantiza que ninguna de las partes se encuentra en una situación comparativamente mejor o peor al presentar la información en las negociaciones. Esta información será explorada, examinada y evaluada por representantes imparciales.
En segundo lugar, todas las partes están representadas y por lo tanto, todas las voces serán escuchadas y todas las partes tendrán un voto en la decisión final acordada. Eso significa que aunque los representantes no saben a quién representan, sí saben que todas las partes están siendo representadas.
Por último, es importante hacer evidente que el resultado será una decisión en relación con la soberanía sobre Khemed solamente. Todos los representantes lo saben. Por ejemplo, si las partes reclamantes tienen diferencias cuantitativas y/o cualitativas entre ellas, no se tendrán en cuenta por los representantes. Sabemos que Khemed, Syldavia y Borduria tienen diferentes niveles de desarrollo, diferentes medios de defensa, diferentes poblaciones y territorios, y su capacidad para explorar y explotar los recursos naturales, y muchos otros. Cualquier diferencia cuantitativa y/o cualitativa entre las partes tiene que ver con cuestiones que son independientes del conflicto o disputa de soberanía y no formarán parte de las negociaciones.
Habiendo aclarado quiénes pueden ser parte de las negociaciones (reclamo verosímil), quien puede representar a Khemed, Syldavia y Borduria, los hechos que estos representantes conocerán y no conocerán, el próximo post introducirá la forma en que los representantes seleccionan una regla para asignar la soberanía sobre Khemed.
Jorge Emilio Núñez

05 de Octubre de 2017

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s