Un día en las Malvinas


¿Son realmente piratas? ¿Tienen un parche que les cubre un ojo? ¿Hablan con los loros? Me pregunto cuántos de nosotros hemos estado en las Malvinas? ¿Cuántos de nosotros hemos conocido a un malvinense? ¿Cuántos de nosotros estamos realmente interesados en ir allí o conocerlos? Y sin embargo, hay opiniones acerca de ellos, la forma en que viven, cómo llegaron allí, etc.

Puedo entender todo esto viniendo de los medios de comunicación -que quieren vender, o de un gobierno -que por lo general quieren vender también! Pero tener tanta gente discutiendo acerca de otros sin ni siquiera incluirlos es … bizarro. En cualquier caso en el que la vida de alguien va a ser afectada por la decisión de otra persona, ese alguien debería al menos SER ESCUCHADO. ¿Por qué? Simplemente porque cuentan, tienen autoridad moral. Su vida es la que va a ser afectada por cualquier decisión -y la de sus hijos. Si no los escuchamos, ¿quién es el que en realidad tiene ideas de neocolonialismo en mente?

Así que, para dejar atrás especulaciones, suposiciones, leyendas urbanas, queríamos saber un poco acerca de cómo es vivir en las Islas Malvinas. ¿Se lo preguntamos a alguien en Zimbabwe? No. ¿Vamos a ver Piratas del Caribe? No. Nosotros solamente le preguntamos a un isleño. Y ¿adivinen qué?! En primer lugar, son SERES HUMANOS! Y en segundo lugar, querían contarnos acerca de ellos. ¿Por qué?! Porque queríamos escucharlos.

A continuación un día en las Islas Malvinas por un isleño de las Islas Malvinas (por cierto, la foto en la parte superior de este post es parte de su trabajo! Gracias Jo!).


“Entonces, un día típico. Ayer.

El día comenzó como de costumbre, sobre las 6 con una llamada de atención de Perry, que acaba de cumplir 4 meses de edad. Una vez que fue alimentado y cambiado, preparé una taza de té y comprobé lo que pasa en el mundo online, mientras que él jugaba en el suelo. Entonces me preparé para el día, desperté a Theo que tiene 4 años y nos sentamos juntos y tomamos el desayuno y conversamos sobre el día. La escuela comienza a las 09:05, por lo que salió de la casa a las 08:50 para el corto paseo por la colina. Una vez que pasó la puerta, Perry y yo fuimos a hacer algunos trabajos – pagar algunas cuentas en el banco y recoger nuestro correo de la oficina de correos. Después, una rápida visita al supermercado para algunos comestibles y de vuelta a casa.

Perry se quedó dormido de camino a casa  por lo que me dio la oportunidad de hacer algunos trabajos. Los platos lavados y guardados, el lavado, más lavado en la lavarropas, poner en orden los juguetes y la ropa. Luego, a las 10:30 un amigo de la base militar cercana vino a verme para hacerle un trabajo de costura a comisión. Había traído un par de amigos con ella y para cuando salieron habían encargado 4 unidades, lo cual es genial! Para el momento en que se fueron había solamente suficiente tiempo para otra taza de té antes de regresar por el camino a recoger a Theo de la escuela. Luego de vuelta a casa, almuerzo y comida hecha, platos lavados y guardados. Entonces, tiempo de alimentar y dar agua a las gallinas antes de salir a dar un paseo bajo el sol y de vuelta a la oficina de correos para enviar unas cartas. Estaba tan caluroso y soleado que decidimos hacer entrar en un café local por un helado y café. Lily, la mejor amiga de Theo, estaba allí con sus abuelos, por lo que fue una maravilla sentarse y charlar mientras jugaban. Entonces, finalmente llegó el momento de ir a casa. Decidimos hacer unas galletas cuando llegamos, que siempre parece tomar una eternidad con un niño pequeño, sin mencionar la limpieza después! A continuación, al jardín para conseguir unas papas nuevas, y cociné la cena, mientras que Theo jugó en el jardín. Una vez que se había comido la cena, ambos bañados, seguimos viendo un poco de televisión mientras quitaba los platos. Theo fue a la cama a las 8 pm y Perry poco después. Entonces tuve un par de horas para hacer un poco de costura a mano en paz y tranquilidad!

Mi pareja, Stephen, está teniendo muy ocupado de momento. Él había estado trabajando fuera de la ciudad por unos días por lo que tuvo un comienzo temprano para trabajar un poco en la oficina, antes de salir de la ciudad otra vez a media mañana. Él llegó a casa a las 10 pm, así que tuvimos la oportunidad de ponernos al día sobre nuestro día antes de finalmente ir a la cama a las 11 pm. Apenas había cabeceado que Perry se despertó!”

Jo Turner
Islas Malvinas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s