Malvinas y el derecho de autodeterminación (parte 3)

El Gobierno del Reino Unido apoya un referéndum basado en la idea de reconocer el derecho a la autodeterminación de los isleños de Malvinas. El gobierno de Argentina rechaza tanto el referéndum cuanto el derecho a la autodeterminación. De hecho, los representantes de la Argentina rechazan cualquier intento de los isleños de Malvinas con el fin de tener una discusión con ellos (o para ser más precisos, simplemente los ignora).

El gobierno de Argentina considera que la aceptación del derecho a la autodeterminación de los isleños de Malvinas daría lugar a renunciar a su reclamación respecto de la soberanía. Es cierto que la autodeterminación es a menudo vista como vinculada a o como un paso previo a la independencia. Sin embargo, esto es completamente diferente a verlos como conceptos que tienen las mismas implicaciones. Por lo tanto, tenemos que dejar en claro que la autodeterminación no significa independencia. Tenemos que dejar en claro que puede dar lugar a soluciones distintas a la de independencia.

Ya hemos visto que la autodeterminación es un principio que permite a las personas decidir su destino, quien los gobierna. Véase más abajo el enlace a los respectivos artículos:

Malvinas y el derecho de autodeterminación (parte 1)
Malvinas y el derecho de autodeterminación (parte 2)

Aunque ambos son conceptos jurídicos y políticos, la soberanía da prioridad al Estado, mientras que la autodeterminación da lugar preeminente a la gente. Es cierto que frecuentemente, en los conflictos de soberanía la población del territorio que se reclama quiere la independencia mediante la aplicación del principio de autodeterminación. Sin embargo, el hecho que se conceda a este territorio la autodeterminación, y pueda llegar a ser independiente, se traduce en el rechazo de al menos uno de los Estados que reclama la soberanía. Islas Malvinas y la posición argentina en relación a la autodeterminación es un ejemplo.

En efecto, la autodeterminación puede resultar en definitiva independencia. Pero no es cierto que la independencia es la única manera en la que la autodeterminación puede evolucionar. De hecho, la población podrá votar para ser administrado por o integrarse a uno de los Estados que reclaman soberanía. De esta manera, la autodeterminación puede llevar a resultados diferentes, ya que la población puede decidir: a) ser independiente; b) ser administrado por o ser parte de uno de los reclamantes; c) compartir soberanía.

El principal problema en el caso de Malvinas para Argentina es que el gobierno de la Argentina ha rechazado y sigue rechazando cualquier intento de los isleños con el fin de tener una relación más cercana con el continente. Así que, ¿por qué estarían interesados ​​en cualquier otro resultado que la independencia o la asociación con el Reino Unido si la otra parte interesada (Argentina) simplemente sigue empujándolos fuera del juego? ¿O es que es que el gobierno argentino quiere asegurar un cuento de nunca acabar? Para una aclaración acerca de lo que quiero decir con historia sin fin, en el caso de las Malvinas ver:

Malvinas: otra historia sin fin? (parte 1)
Malvinas: otra historia sin fin? (parte 2)

En resumen, la autodeterminación puede haber sido útil en casos específicos, debido a sus características (por ejemplo, Kosovo). Sin embargo, utilizar las mismas instituciones internacionales en la misma forma en los casos en que la interrelación entre los agentes involucrados es pacífica, a excepción de la diferencia respecto de la soberanía, añade un elemento innecesario de desacuerdo que va en contra de las relaciones internacionales pacíficas.

Obtener independencia a través de la autodeterminación no es una solución que pueda ser tomado de forma automática. Es un remedio excepcional para situaciones en las que un Estado soberano dado tiene una cierta tensión con un grupo de personas, este grupo de personas es suficientemente grande, los derechos humanos no son reconocidos y tienen una identidad común.

Entonces, no es que la autodeterminación sea buena o mala como un derecho o como un recurso internacional per se. Eso lo determina la situación específica en la que se aplica y la forma en que se utiliza.

Por lo tanto, en el caso de conflictos soberanía como el que nos ocupa, una solución entre status quo e independencia total se podría alcanzar. Y la autodeterminación de hecho puede abrir la puerta a esa solución.

La autodeterminación es un derecho colectivo que un grupo tiene para determinar su estatus político. El gobierno del Reino Unido reconoce el derecho a la autodeterminación de los isleños. Los isleños mantienen que ellos tienen el derecho a la autodeterminación. El gobierno de Argentina rechaza el derecho a la autodeterminación. Por lo tanto, vamos a ver el referéndum en marzo. Vamos a ver lo que los isleños decidan. Sin embargo, debido a la falta de  “validación” argentina, el derecho a la autodeterminación sólo puede tener un peso moral.
En efecto, el derecho a la autodeterminación puede ser una institución que puede ofrecer un resultado positivo. Pero hasta que las partes reconozcan ser tres y que tienen intereses propios, y por lo tanto, reconozcan mutuamente su existencia y los intereses de éstos, cualquier solución será virtual.

One comment

  1. Y las Malvinas de forma independiente (con Argentina dándole la espalda) ¿es viable? ¿ se lo han planteado los líderes isleños?

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s