Malvinas y referéndum: ¿es la pregunta tan clara?


En nuestro último post nos centramos en lo que realmente puede interesar a las tres partes en un conflicto de soberanía. Observamos lo que los habitantes de Cachemira piensan es importante a la hora de discutir.

Para ver el artículo respectivo, por favor visite:
Malvinas y el referendum: aprendiendo de Cachemira

Es el momento de echar un vistazo a la consulta, al referéndum. Por lo tanto, suponiendo que la preocupación principal de las tres partes interesadas fuera la soberanía sobre el tercer territorio, en nuestro caso la soberanía sobre las islas Malvinas, ¿qué opciones deben ser consideradas en el referéndum?El referéndum en marzo sólo tiene una pregunta. En lo que es importante en este caso leerá:“[…] ¿Quiere que las Islas Malvinas conserven su estatus político actual como un Territorio de Ultramar del Reino Unido?SÍ o NO “
Para más detalles sobre el referéndum, fechas y pregunta:Malvinas: el referéndum, fechas y pregunta

Hay dos puntos al menos que debemos notar:En primer lugar, el valor de la consulta. De hecho, es importante  tener un referéndum como expresión de los valores democráticos y las libertades fundamentales. Y también es una manera de empezar a romper el status quo en que las islas Malvinas han estado por tanto tiempo.En segundo lugar, el valor de la pregunta en sí misma Por la forma en que está escrita y el escenario internacional  y local actuales, no podría darse sino una sola respuesta. Por lo tanto, todos podemos prever su resultado. Eso no quiere decir que el referéndum real es de ningún valor. Como se ha dicho antes, es un momento crucial. Y también ratifica el hecho que los isleños puedan hacer uso de su derecho a la autodeterminación en cualquier momento y proponer cualquier otro referéndum y otras soluciones.

¿Por qué la pregunta tiene problemas? La respuesta es simple, porque aunque pueda parecer que ofrece opciones, no es así en la realidad. Si los isleños respondieran SI, las islas serían consideradas como territorio británico de ultramar y por lo tanto se sabe qué esperar: que los habitantes sigan viviendo como viven con el gobierno y la ley que ellos conocen y todo lo que ello implica. Sin embargo, si respondieran NO, la consecuencia no es más que una: la incertidumbre. ¿Y quién va a elegir la incertidumbre sobre algo ya conocido? Los seres humanos son por naturaleza conservadores y entre una situación de incertidumbre y otra que ellos ya conocen, la mayor parte irá por la que está en su conocimiento, su experiencia (no estoy diciendo que está mal, sólo estoy constatando un hecho).

Vamos a compararlo con un ejemplo diferente y actual. Supongamos que el gobierno de EE.UU. propone un referéndum en relación con el uso privado de las armas. Y usan la siguiente pregunta: ¿Desea que la ley respecto de la propiedad privada y el uso de armas se modifique? SI / NO? La pregunta es muy simple, pero a la vez complicada, porque ya sea a favor o no de la propiedad privada y el uso de las armas, si optamos por SI, en realidad el gobierno puede prohibir cualquier uso privado y la propiedad de armas. Pero ellos perfectamente pueden hacer lo contrario y en realidad permitir que cualquier individuo posea y use cualquier arma en cualquier circunstancia. Y estas dos interpretaciones pueden estar en contra de lo que realmente nosotros querríamos. ¿Cuál es el problema? La forma en la que está escrita la pregunta y las opciones posibles.
Es cierto que el folleto que acompaña a la pregunta del referéndum de Malvinas da una pista acerca de lo que puede ocurrir si los isleños votaran en contra. El texto del folleto nos dice:“Si más gente vota ‘no’ que ‘sí’, entonces el gobierno de las islad Malvinas llevará a cabo más consultas y trabajos preparatorios para un referéndum sobre las opciones alternativas. Estas alternativas serían representativas de la opinión pública, como se identifica a través de una consulta abierta y libre “.
Sin embargo, no está claro cuáles son las “opciones alternativas”. Por lo tanto, la incertidumbre. En cualquier caso en el que tenemos varias opciones y algunas de ellas con resultado incierto, ¿cuántos de nosotros vamos a ir a un futuro incierto? Asimismo, aún más escépticos si tenemos que pensar en los que puedan verse afectados por nuestras decisiones-por ejemplo, nuestros hijos.
En el próximo post vamos a discutir una posible manera de hacer frente a la indeterminación y ofrecer una pregunta más clara. La intención es permitir que en realidad el referéndum cumpla con sus objetivos, es decir, ser un instrumento democrático de autodeterminación en lugar de una herramienta para la validación de las decisiones predeterminadas y previsibles.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s