Malvinas y el derecho de autodeterminación

El referéndum es una realidad. El mundo observará cómo los isleños de las Malvinas ejercen su derecho de autodeterminación. Sin embargo, parece que el uso del término en sí no es muy claro, ya sea en Argentina o en el Reino Unido. Por lo tanto, uno de los elementos que deben ser mejor comprendidos antes del referéndum es exactamente ese, el concepto de autodeterminación.

Con el fin de poner las cosas en contexto, veamos algunos ejemplos de la utilización de la expresión desde la guerra de Malvinas. Tanto en Argentina y como en el Reino Unido hay discursos a favor y en contra.

Sra. Margaret Thatcher (26/04/1982):
“La lealtad de los malvinenses hacia Gran Bretaña es fantástica. Si desean permanecer siendo británicos debemos estar junto a ellos. Las naciones democráticas creen en el derecho a la autodeterminación. . . . Las personas que viven allí son de raza británica. Ellos lo han sido durante generaciones, y sus deseos son la cosa más importante de todas. La democracia consiste en los deseos del pueblo”.

Sra. Margaret Thatcher (14/04/1982):
“Tenemos una historia larga y orgullosa de reconocer el derecho de los demás a decidir su propio destino”.

Pero incluso en el Reino Unido no hay una posición indiscutible. Sr. Edward Heath, Cámara de los Comunes (14/04/1982) lo dejó en claro. Sus palabras significan que el principio de la autodeterminación no debe aplicarse al caso Malvinas.
“[…] El Secretario de Relaciones Exteriores tiene razón al decir que los deseos de las personas en las Islas Malvinas debe ser considerados atentamente, pero no reanudar nuestra posición anterior, que fue adoptada luego por el Gobierno de 1970 a 1974, que podrían vetar cualquier solución que se propusiera”.

El Gobierno de Argentina ha estado y está en contra de la aplicación del principio de autodeterminación.
Sr. Dante Caputo (25/02/2012) resume la posición de Argentina:
“Defender la autodeterminación equivale a renunciar a las Islas”.

Sin embargo, hay muchos en Argentina que apoyan la idea opuesta. A modo de ejemplo, la carta abierta titulada “Malvinas: una visión alternativa” (23/02/2012).

Entre Argentina y el Reino Unido, la gran cantidad de documentos y discursos jurídicos y políticos, nos encontramos con los isleños. El sitio web oficial del gobierno de Malvinas (consultado el 24/01/2013):
“En el ejercicio de este derecho [de autodeterminación], el pueblo de las Islas Malvinas ha decidido mantener su estatus como territorio de ultramar del Reino Unido”.

Hasta ahora, solamente con una breve visión de lo que se ha dicho y escrito al respecto, podemos ver fácilmente que el mismo término se aplica a la misma situación de una manera muy diferente.
Tenemos aquí un doble problema:
a) En primer lugar, aunque parece ser la misma situación, la forma en que se entiende es diferente dependiendo de qué lado del Atlántico estemos.
b) En segundo lugar, el término autodeterminación y su interpretación.
Por un lado, y en lo que tiene que ver con el primer punto, ya hemos visto cómo y porqué tanto los gobiernos de Argentina y como del Reino Unido se refieren al caso de las Malvinas en forma diferente y porqué esto implica solamente una interminable conflicto. Ver:
Malvinas: otra historia sin fin? (parte 1 de 2)
Malvinas: otra historia sin fin? (parte 2 de 2)
Por otro lado, en relación con el segundo punto, y con el fin de entender mejor el concepto de la autodeterminación, tenemos que revisar lo que el Derecho Internacional Público (DIP) dice al respecto. Discutir sobre el significado y las razones detrás de los discursos y documentos políticos podría ser entretenido, pero no ofrece ninguna herramienta útil real o legal para entender la cuestión. Así que vamos a centrarnos ahora en algunos de los documentos que son hoy en día parte del DIP y que tanto los gobiernos de Argentina y el Reino Unido a menudo mencionan. Para ilustrar el punto:

Capítulo 1, artículo 1, parte 2 de la Carta de la ONU entre sus propósitos: “Para desarrollar las relaciones de amistad entre las naciones, basadas en el respeto al principio de igualdad de derechos y autodeterminación de los pueblos, y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal”

Resolución de la Asamblea General de la ONU 1514 Artículo 2: “Todos los pueblos tienen el derecho a la autodeterminació; por virtud de ese derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural”

Resolución de la Asamblea General de la ONU 2649 Artículo 1: “Afirma la legitimidad de la lucha de los pueblos bajo dominación colonial y extranjera, reconocida como titulares del derecho a la autodeterminación para restaurar a sí mismos ese derecho por todos los medios a su disposición”

Resolución de la Asamblea General de la ONU 2625 del artículo e: “El principio de la igualdad de derechos y la autodeterminación de los pueblos”

y otros.

Aquí podemos ver inmediatamente el origen de la disparidad en la interpretación y la clave para usar el mismo concepto de autodeterminación de formas diferentes dependiendo del interés que apoyamos. Debido a la vaguedad y ambigüedad del lenguaje presente en las normas jurídicas tendrán una textura abierta. Y debido a la textura abierta del lenguaje, habrá interpretaciones claras y otras no tanto. En términos más simples, cualquier palabra (y también sucede en la ley) puede tener diferentes significados, por ejemplo, una ley que prohíbe el uso de “vehículos” en la ciudad ciertamente se aplicaría a autos y camiones, pero no resulta claro si se aplica también a las bicicletas y los patines.

La autodeterminación es un concepto legal que tiene los mismos problemas. El término en sí mismo y sus componentes no están claramente definidos (¿qué significan “pueblo”, “nación” y “derecho”?). Y eso es “traducido” en los argumentos que el Reino Unido utiliza para validar su política en relación a Malvinas. Pero también es “traducido” en contra-argumentos que vienen del gobierno argentino para mostrar exactamente lo contrario.

Veremos el lunes porqué y cómo el término autodeterminación y sus componentes pueden ser entendidos. A partir de ahí, vamos a ver más claramente por qué este mismo término es tan amplio que puede abarcar un cambio positivo. Sin embargo, puede ser usado para asegurar un juego de suma cero a través del status quo. Veremos con cualesquiera de las interpretaciones, los isleños de las Malvinas tienen el derecho a ser escuchados.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s