A mi hermano Juan, "el Gordo"

A mi hermano Juan, “el Gordo”,
Hoy llega uno más de tus días; sí, a tu cumpleaños me refiero. Se me dio por escribirte. Lo he hecho antes, lo hago ahora, pero esta vez distinto. Me dejo llevar por alguna fuerza que me dice que lo haga…
Siempre fuimos, siempre somos, siempre seremos tres: Jorge, Emiliano y Juan para todos; pero, entre nosotros, solamente entre nosotros, Jorge, Emi y el Gordo.
Desde chicos siempre juntos… como sabes, mi memoria no es buena, Sin embargo recuerdo esas noches de fines de semana cuando Papá de iba a Pergamino y dormíamos todos en una cama encerrados en la pieza de arriba (con la Tía Raquel abajo… me pregunto ahora que hubiese pasado con ella si alguien hubiese entrado?).
Los mate de leche desde chicos con ella y con Tita. Aunque Emi siempre se las arreglaba para caerles mejor jugando a las cartas.
Los rastis, los pedazos de madera, las carátulas de colores del Juzgado que cortábamos en rectángulos… tantas cosas.
Te acordás como agarrabas a Bixú (o Biyú o como quieras) de la cadena y la hacías volar por el aire mientras girabas con ella? A otro lo hubiera matado, pero a vos no. Y cuándo te agarró por comer tierra? O cuando te enojabas esas veces que apuntábamos a esa foto de jardín de infantes en la que se te asoma la cabeza desde una polera o pullover con cuello alto? Te acordás cómo te decíamos Emi y yo?
Y el juaringoso???
Me sonrío porque escribiendo esto me vienen mil y una cosas a la memoria.
Trajiste a mi vida a la Rubia Xuxa con una canción de colores y yo te mostré en Italia a Picard y toda la trouppe del Enterprise. Me hiciste querer tanto a Michael Jackson que cada vez que lo escucho en algún rincón del mundo te haces presente. Y pensar que era Emi el que bailaba Thriller o Billi Jean (o algo así) siguiendo los pasos de Anteojito.
Tu equipo y tus oídos aguantaron a Xuxa, a Thalia, a tanta otra música (es cierto, si se puede llamar así!) que e gusta a tu hermano más grande; aguantaste a mis amigos que invadían la casa cuando armaba las reuniones del pueblo, me aguantaste en la depresión del ’97, estuviste en cada momento, seguirás estando.
Sos la persona que creo más se me parece (nada más que más parco, o mejor, más directo). Creo que en eso también Emi se me parece, en lo de ser algunas veces más político que real. Pero bueno, también es cierto que soy unos años más grande.
Los veranos en el Mar de Ajó de nunca me gustó y que hoy extraño, de nuevo los tres, de nuevo los cinco.
No estuve en tu casamiento, el proyecto que era el sueño que hoy vivo me llevó lejos; a pesar de eso, te sentí ese día, sé que de alguna manera estuve, así como estuve para Emi. Tu unión está bendecida como la de él.
Sos especial, y no lo sos porque sos mi hermano, el más chico de los tres, sino porque tenés la magia que compartimos los cinco… te acordás del alfajor dividido en 5 pedazos iguales? Seguro que sí.
Y Bruja, y la Gorda, y Manchester, Gimnasia, Mandiyú, Estudiantes, el Goyco y Susana, Diego y Miguel Jackson, el Chila y las carreras de Fórmula 1, Star Trek (nunca Star Wars!) y tantas cosas más.
He conocido un sinnúmero de personas de todos y cada uno de los rincones del mundo… dicen que un amigo es un hermano que se elige y un hermano es un amigo que la vida te da… vos como Emi son los dos.
Cuatro personas tienen en mi existencia el privilegio, derecho y prioridad de pedir lo que quieran. Vos sos una de ellas.
Sos especial, sos fuerte (más de lo que pensás), sos inteligente (una de las personas más intuitivas y racionales que conozco), sos mi hermano y estoy orgulloso de tenerte y tenerlo a Emi al lado mío.
Agradezco a Mamá y Papá, al destino, a Dios (como quieras) el haber compartido, compartir y seguir compartiendo este triunvirato de pura, simple, profunda, sincera y real hermandad.
Gracias por la magia de estos años, gracias por los momentos que vivimos, gracias por estar conmigo en este camino, gracias por ser mi hermano todos los días.
Que tus sueños más infantiles se hagan presente y te colmen de felicidad; que los que estén cerca de ti sean capaz de ver la luz que irradias; que si no la ven, que tengas la sabiduría de iluminarlos; que seas pleno de dicha.
Y tené por seguro que en esta existencia y en cuantas más hayan pasado y estén por venir, estoy, estuve y estaré para apoyarte, para abrazarte, para contenerte, para levantarte, para destruir aquéllo y aquéllos que te hieran o siquiera te molesten, para hablarte, para escucharte.
Por hoy nada más… por escribir me refiero… a vos toda la felicidad.
Te quiere, te respeta, se enorgullece, te lleva en el pecho, te ama,
Tu hermano,
Siempre,
Jorge

One comment

  1. dicen que un amigo es un hermano que se elige y un hermano es un amigo que la vida te da…, perdon por leer la carta a tú hno pero con mucha simpleza y tanta belleza describis lo que yo siento por mis hnos. un abrazo.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s